Warning: Undefined array key "ids" in /home/mateamargo/public_html/web/wp-content/themes/colormag/template-parts/content/post-formats.php on line 26
Agencia CHEArgentina

Warning: Undefined array key "ids" in /home/mateamargo/public_html/web/wp-content/themes/colormag/template-parts/content/post-formats.php on line 26

Hubo un Tosco, un Cordobazo y CGT De Los Argentinos


Warning: Undefined array key "ids" in /home/mateamargo/public_html/web/wp-content/themes/colormag/template-parts/content/post-formats.php on line 26

Warning: Undefined array key "ids" in /home/mateamargo/public_html/web/wp-content/themes/colormag/template-parts/content/post-formats.php on line 26

Esta información apenas tendrá lectores, menos, las numerosas tribus de jóvenes consumidores de otros formatos despoblados de historia o peor aún historia con desechos y sin derecho a la verdad que dominan las corrientes del capitalismo endógeno con su dominio y producción cultural planetaria.

La Agencia Federal de Inteligencia (AFI) entregó (22/4/22), la información existente en los archivos que va haciendo público, sobre el histórico dirigente de Luz y Fuerza de Córdoba en los años ’60 y ’70 Agustín Tosco. Su hijo Héctor, de extraordinario parecido a su padre, recibió los documentos en la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, (APDH).

El Gringo, así lo llamaban sus compañeros del gremio de Luz y Fuerza (energía eléctrica) de Córdoba, nació en el sureño Coronel Moldes, el 22 de mayo de 1930. 

En primera persona nos dice: “Mis padres eran campesinos y yo trabajé junto a ellos desde chico una parcela de tierra. Después de cursar el colegio primario me fuí a la ciudad a cursar en una escuela de artes y oficios. Allí se discutía mucho y el diálogo permanente me incitaba a profundizar la lectura. Siempre me gustó leer… En mi propia casa con piso de tierra y sin luz eléctrica me había construido una pequeña biblioteca, precaria pero accesible. Corría la liebre. Tan sólo al cumplir la mayoría de edad conseguí incorporarme a Luz y Fuerza como ayudante electricista. Por aquella época ya había adquirido conciencia de los conflictos sociales y había decidido también tomar partido de mi clase. A los 19 años había sido elegido subdelegado y a los 20 ascendí a delegado”.  

Con 23 años ya estaba en la Comisión Directiva. Pronto llegaría la prisión en el 55 con el golpe militar impulsado por la derecha económica y la embajada de los EE.UU. autodenominado “La Libertadora”, popularmente conocida como Revolución Fusiladora, que derrocó al presidente constitucional Juan Domingo Perón y clausuró el Congreso Nacional, borró la Corte Suprema, iniciando una persecución, secuestro, matanza y prisión de los dirigentes sindicales de esa época.  

Cuando se normalizó la CGT de Córdoba, en el 58 fue elegido secretario general de su sindicato y permaneció en el cargo hasta su muerte.

Diez años después, en 1968, era el Secretario General de la CGT de los Argentinos, Córdoba, que a nivel nacional dirigía el Secretario general del sindicato de obreros gráficos, Raimundo Ongaro.

En el 69, junto a dirigentes como Elpidio Torres (*), titular del Smata, y el “Negro” Atilio López (**), Secretario General del UTA, llevaron adelante la gran unidad en la diversidad de sus orígenes; y gestaron El Cordobazo, esa rebelión popular, junto al movimiento estudiantil y el pueblo organizado. Después la cárcel.

Agustín Tosco sostuvo la idea de que el movimiento obrero era la vanguardia organizada del pueblo. ¿Cuánto influyó en rol histórico del movimiento obrero, el desarrollo de las condiciones y nuevas categorías políticas, sociales culturales impuestas por el capitalismo; la cooptación y más tarde la traición de gran parte de las dirigencias gremiales?

Los medios hegemónicos del poder económico mostraban a Tosco como una amenaza al pueblo, incluso, por conveniencia para la división de las fuerzas populares desinformaban sobre «su antiperonismo.» Muchos dirigentes traidores a su clase y al peronismo, de la línea de Augusto Timoteo Vandor (Unión Obrera Metalúrgica – UOM) pregonaban el peronismo sin Perón cuando el líder estaba en el exilio). Entre tanto traidor se destacaba José Ignacio Rucci, personaje siniestro que perseguía a las comisiones internas combativas y cenaba en la quinta de los Blaquier.   

Hay un archivo televisivo; un “debate” entre Tosoco y Rucci, dirigido por un tal Bernardo Neustadt. El Gringo aclaraba que “Son los enemigos del pueblo los que dividen entre peronistas y antiperonistas. La verdadera división que hay que hacer es entre quienes están con la lucha del pueblo y los que están con la entrega”.

Todos los líderes de El Cordobazo, con Tosco a la cabeza fueron presos. ***

En el 71 fue uno de los protagonistas del “Viborazo” – considerado como el segundo Cordobazo- y nuevamente estuvo preso. Durante la masacre de Trelew fue uno de los que decidió no fugarse porque él decía que solo el pueblo y los trabajadores tenían que sacarlo de la cárcel.

En el 73 apoyó la fórmula del Frejuli en Córdoba, apoyando a su compañero Atilio López (**) que iba como vicegobernador de Obregón Cano. Esa experiencia duró muy poco porque al año siguiente hubo un golpe policial en Córdoba que se llamó el “Navarrazo”, entonces Agustín Tosco tuvo que ir a la clandestinidad.

4 de noviembre de 1975 Murió en la clandestinidad, con apenas 45 años, por una enfermedad que se hubiera podido curar si no hubiera sido porque estaba condenado a muerte por la Triple A y no podía asistir a ningún hospital. En el entierro participaron más de 20.000 cordobeses que lo acompañaron 50 cuadras. Del Club Redes al Cementerio de San Vicente.

Agustín Tosco fue un ejemplo ético y político del sindicalismo de liberación, encabezó la gesta obrera estudiantil de El Córdobazo, que fue el comienzo de la caída de la dictadura del general servil de las clases dominantes, Juan Carlos Onganía y aquel paro y movilización fue sin duda el más importante de la historia argentina, después del enorme fenómeno político, cultural y social del 17 de Octubre.

*** Escribió Agustín Tosco. “El saldo de la batalla de Córdoba –el Cordobazo– es trágico. Decenas de muertos, cientos de heridos. Pero la dignidad y el coraje de un pueblo florecen y marcan una página en la historia argentina y latinoamericana que no se borrará jamás. En las fogatas callejeras arde el entreguismo, con la luz, el calor y la fuerza del trabajo y de la juventud, de jóvenes y viejos, de hombres y mujeres. Ese fuego que es del espíritu, de los principios, de las grandes aspiraciones populares, ya no se apagará jamás. En medio de esa lucha por la justicia, la libertad y el imperio de la voluntad soberana del pueblo, partimos esposados a bordo de un avión con las injustas condenas sobre nuestras espaldas. Años de prisión que se convierten en poco menos de siete meses, por la continuidad de esa acción que libró nuestro pueblo, especialmente Córdoba, y que nos rescata de las lejanas cárceles del sur, para que todos juntos, trabajadores, estudiantes, hombres de todas las ideologías, de todas las religiones, con nuestras diferencias lógicas, sepamos unirnos para construir una sociedad más justa, donde el hombre no sea lobo del hombre, sino su compañero y su hermano.”

Fuente: El Historiador. Adaptación del libro Lo pasado pensado, de Felipe Pigna, Buenos Aires, Editorial Planeta, 200

** El lunes 16 de septiembre de 1974, “El Negro” Atilio López fue asesinado por la Triple A, junto al ex Subsecretario de Economía de Córdoba, Juan José Varas.

*** Elpidio Ángel Torres muere de cáncer el 6 de mayo de 2002 en su provincia, Córdoba.

olopez

Más de 35 años en la comunicación nacional y popular Una propuesta audiovisual en formato de radio y de tele (Mateve/YouTube) Construcción de ideas alternativas en el campo de la batalla cultural Ejercicio de comunicación plural de frente a la unidad en la diversidad Idea y conducción, Omar López. Suscribite a Mate amargo