Warning: Undefined array key "ids" in /home/mateamargo/public_html/web/wp-content/themes/colormag/template-parts/content/post-formats.php on line 26
Agencia CHE

Warning: Undefined array key "ids" in /home/mateamargo/public_html/web/wp-content/themes/colormag/template-parts/content/post-formats.php on line 26

Calzarse la historia


Warning: Undefined array key "ids" in /home/mateamargo/public_html/web/wp-content/themes/colormag/template-parts/content/post-formats.php on line 26

Warning: Undefined array key "ids" in /home/mateamargo/public_html/web/wp-content/themes/colormag/template-parts/content/post-formats.php on line 26

Por Omar López

El poder real y su terrorismo económico festeja la dureza discursiva del presidente.

La derecha le teme a la intervención política del gobierno que impacte sobre sus intereses antinacionales dominantes. Los “ladrones de guante blanco” no tendrán juicio y castigo con una banda de asalto que habita la Corte a confección a medida de sus patrones.

Cuando el sistema dominante de la casta que impone el estado de sitio al pueblo solo se verá afectada cuando el discurso y la movilización popular sean una misma acción política.

Temen que se escenario desarticule su poder y encause el rumbo movilizador y organizativo a la recuperación del Estado de Derecho signado por la Constitución Nacional.

La unidad que alcanza es la que propone unir toda la impotencia y la frustración contra la casta dominante. Hay un cómo hacerlo, de creación y concreción urgente.

“Descolonizar el saber, reinventar el poder”, implica asumir el Nunca Más a la vieja lógica del pensamiento impuesto por el manual cultural de los poderosos.

La intervención popular con los trabajadores y abandonando los viejos rediles del diálogo y consulta con la casta empresaria dominante y sus asociados eternos burócratas y socios del capitalismo que jamás acusan ni movilizan contra el levantamiento neoliberal.

Abajo donde son parte, además de testigos las militancias populares, el pueblo humilde crea su autodefensa para sobrevivir al golpismo de los monopolios que roban con su remarcación de precios y hace imposible comer.

En ese hoyo de dolor, enojo y frustración se cocina la rebeldía que está lejos de los discursos y necesita ser escuchada dejar el grito en el desierto por el cuerpo en la acción.

Javier Milei defendió el «derecho» a morir de hambre. Para el chicle globo, variante versión ultraderecha – facha de las líneas del poder económico, el mercado está por encima de la vida. El marrano cuestionó el Estado de Derecho por no poder portar armas. Se suma a la brigada opositora que sigue libreto con auspicio de los medios totalitarios; Patricia Bullrich se embriaga repitiendo que no más ministerios de Salud, Educación, Trabajo…a la hoguera el Estado, la Constitución y la Historia. La cosa es un gobierno totalitario, una casta de poderosa minoría que de adentro y afuera están dispuesta a transformar la Patria en un campo de concentración.

Hay tantos Milei azotando matanzas de ideas, de pensamiento crítico porque esa es la idea. Aplanados, dominados y ciegos. 

Los Milei son antiguos, tanto que vienen desde antes de los tiempos de la inquisición. Vienen de épocas de la horca, la hoguera, del genocidio de Licinio Craso, el codicioso y criminal romano que crucificó a 6 mil esclavos liderados por Espartaco; Craso impuso un castigo que fue imponer la elección de 1 esclavo cada diez de sus hermanos para ser masacrado a golpes, clavado y decapitado pos sus propios compañeros.

El proyecto de Reforma de Ley de Justicia y tanto más en juego en esta democracia vigilada necesita al pueblo movilizado, unido en el deseo de volver a ocupar el destino democrático, y poner la unidad para la recuperación del poder popular.  

olopez

Más de 35 años en la comunicación nacional y popular Una propuesta audiovisual en formato de radio y de tele (Mateve/YouTube) Construcción de ideas alternativas en el campo de la batalla cultural Ejercicio de comunicación plural de frente a la unidad en la diversidad Idea y conducción, Omar López. Suscribite a Mate amargo